Qué puedo comer después de un implante dental

¿Qué puedo comer después de un implante dental?

Cuando nos sometemos a la colocación de un implante dental, es muy frecuente plantearse ciertas cuestiones: ¿Me dolerá?, ¿qué puedo comer después de un implante dental?, ¿será complicado el postoperatorio? Lo cierto es que, aunque la reacción ante un implante dental puede ser diferente en cada caso, existen ciertos consejos relativos a la alimentación que son de común aplicación.

En un post anterior ya os contamos sobre los síntomas de rechazo de un implante. En el de hoy vamos a hablar de los alimentos de recomendado consumo tras la operación y, por el contrario, de aquellos que no son tan adecuados.

Alimentos que puedo comer después de un implante dental

A continuación te dejamos un listado de alimentos que puedes comer después de un implante dental:

  • Verduras trituradas, al vapor o troceadas muy pequeñas.
  • Pescado hervido, al vapor o a la plancha (en alguna ocasión). Teniendo especial cuidado con las espinas pequeñas que puedan pasar desapercibidas.
  • Carne cocinada de forma que se pueda masticar de manera sencilla, como es el caso de un estofado de carne o de pollo. ¡Ten cuidado con los huesos!
  • Sopas, caldos, cremas y purés.
  • Pasta como espaguetis o macarrones.
  • Arroz con moderación.
  • Huevos cocidos o revueltos.
  • Yogures (sin azúcares añadidos) y quesos blandos como: requesón, mozzarella o el queso fresco.
  • Zumos de frutas, gelatinas, compotas o frutas que se mastiquen fácil como plátanos o peras.
  • Si hablamos de dulces, los postres no azucarados y algunos pasteles o bollos que no tuvieran exceso de azúcar, se podrían consumir de forma esporádica.
  • Otros: tofu, panes que sean blanditos como el pan de molde (mejor sin corteza).
  • En cuanto a las bebidas, las más recomendables son aquellas que no supongan contrastes muy bruscos de temperatura, ya que esto podría afectar al implante. Además de los jugos de frutas o verduras, te sugerimos leche, té, infusiones y agua del tiempo. Los batidos y smoothies consumirlos con moderación.

Por lo general, lo mejor es seguir una dieta blanda en las semanas posteriores hasta asegurarnos de la correcta cicatrización del implante.

Otro consejo que puede ayudarte es masticar por el lado contrario al del implante y, en caso de que se hayan colocado piezas en ambos lados, continuar con la dieta blanda durante unos días más, hasta notar que la zona afectada empieza a recuperarse.

Alimentos no recomendados para comer después de un implante dental

Por el contrario, además de saber qué puedo comer después de un implante dental, también tienes que conocer aquellos productos que debes evitar, principalmente en las primeras semanas (unos 15 días). ¡Toma nota!

  • Alimentos crudos (como hortalizas del estilo a la zanahoria), duros o crujientes como el pan tostado.
  • Carnes difíciles de masticas, hamburguesas, perritos calientes o pescados a la parrilla.
  • Productos muy ácidos o azucarados (o con edulcorantes).
  • Alimentos que resulten difíciles de masticar.
  • Evitar frutas que contengan semillas, por ejemplo frambuesas o fresas, o aquellas que sean duras como las manzanas.
  • Cereales y frutos secos.
  • Frituras.
  • Productos helados o demasiado calientes, que supongan grandes cambios de temperatura en la dentadura y puedan influir en la sensibilidad de la misma.
  • Yogures azucarados o quesos curados.
  • Bebidas alcohólicas, gaseosas o energéticas, por su alto contenido en azúcar.
  • Productos pegajosos como el chicle (además de estar muy edulcorado).

IMPORTANTE: El tabaco tampoco es nada recomendable.

 

Tras leer este post, seguro que la pregunta ¿qué puedo comer después de un implante dental? ya no será tan recurrente. No obstante, siempre puedes consultarnos para que te demos más recomendaciones referentes a este tema. Recuerda que, tan importante es la correcta colocación del implante dental, como el mantener unos cuidados mínimos tras la intervención. En Beydent queremos acompañarte en todo el proceso. ¡Contacta con nosotros!