Objetos de higiene bucal

Objetos de higiene bucal imprescindibles si vas a viajar

El verano es una de las épocas por excelencia para viajar y desconectar. ¿Eres de los que organizan y planifica hasta el más mínimo detalle? ¿O prefieres dejarte llevar? Sea como sea, lo que no debes olvidar en tu lista de imprescindibles son los objetos de higiene bucal.

A menudo cometemos el error de pensar que no son necesarios, sobre todo si el viaje va a ser breve, y no incluimos este tipo de productos en nuestra maleta. Sin embargo, tanto si te desplazas cerca o lejos, como si lo haces a un alojamiento conocido o no, es muy importante que intentes mantener tu rutina de limpieza oral como acostumbras.

Objetos de higiene bucal básicos que debes incluir en tu maleta

  • Cepillo dental. El objeto de higiene bucal más básico e imprescindible. Nuestra recomendación si no quieres llevarte el de uso habitual, es que tengas preparado otro de recambio. Los hay de muchos tipos: manual, eléctrico, plegables para guardarlos más fácilmente… ¡la elección es tuya! Eso sí, es fundamental que vaya bien protegido con una funda para que no entre en contacto con el resto de cosas. ¡No te olvides de cepillarte la lengua o usar un limpiador lingual para eliminar posibles bacterias!
  • Pasta de dientes. Para una correcta salud oral, la pasta es otro utensilio que no debe faltar. Gracias a ella podrás mantener tu boca saludable, libre de caries, mal aliento y otras patologías más serias, consiguiendo unos dientes y encías sanas y fuertes. También están disponibles en muchos formatos distintos para adaptarse a tus necesidades.
  • Hilo o seda dental. Un elemento trascendental para la limpieza minuciosa entre los dientes y encías. Utilízalo de la forma correcta, sin ejercer demasiada presión, y si es posible, adquiere uno que tenga cera, para favorecer el deslizamiento entre los dientes sin perjudicar a las encías.
  • Enjuague bucal. Fundamental para completar una rutina de limpieza bucal adecuada. Para que ocupe menos espacio, una solución es rellenar algún bote o dispensador pequeño de viaje con el enjuague. Así evitas renunciar a utilizarlo y es más práctico de llevar.
  • ¿Y si llevo ortodoncia? Además de estos básicos, en caso de que tengas ortodoncia puesta deberás incorporar otros objetos de higiene bucal. Por ejemplo, la funda y las pastillas limpiadoras para el invisalign, o los cepillos interdentales en caso de que lleves brackets para zonas de difícil acceso.
  • Irrigador dental. Si vas a estar fuera de cada durante un tiempo muy prolongado, te recomendamos que busques un espacio en tu equipaje para incluir este elemento. Aunque no es tan imprescindible como los anteriores, puede ser importante si por las circunstancias necesitas realizar una limpieza bucal en profundidad y más profesional.

Si vas a pasar mucho tiempo fuera del alojamiento, una muy buena alternativa es adquirir kits de limpieza bucal específicos para viaje. Te entran en el bolso o la mochila y puedes recurrir a ellos en cualquier momento con independencia de donde te encuentres. No obstante, lo aconsejable es que compres uno de una calidad similar al que sueles usar normalmente.

 

¿Has tomado nota? Desde Beydent te recomendamos que, además de incluir estos objetos de higiene bucal en tu maleta, antes de viajar te pases por la clínica a realizar una puesta a punto de tu boca para que no tengas inconvenientes durante tus vacaciones y puedas disfrutar al máximo.