Alimentos para tener dientes sanos en verano

Mejores y peores alimentos para tener dientes sanos en verano

En cuestiones odontológicas, sin duda la alimentación es uno de los pilares más importantes en estos meses estivales. Es fundamental por tanto conocer cuáles son los mejores y peores alimentos para tener dientes sanos. Gracias a ello, podremos prestar especial atención a lo que comemos, sabiendo que ello puede influir en el estado de nuestra dentadura de forma significativa.

Con la llegada del verano, inevitablemente hay ciertos hábitos de nuestro día a día que cambian. Horarios, rutinas, desplazamientos y, como hemos mencionado, nuestra alimentación. Como consecuencia de ello, nuestra salud bucal puede verse afectada.

En un post anterior, ya te dimos algunos tips para proteger tus dientes en verano ¡Toma nota y no dejes que los alimentos te jueguen una mala pasada!

Recomendaciones de alimentos para tener dientes sanos

Estos son algunos de los alimentos beneficiosos para que luzcas unos dientes sanos y fuertes en agosto:

  • Agua. La mejor alternativa para refrescarnos en verano, y sin duda, la más saludable. Al mantenernos hidratados, nuestra boca segregará una buena cantidad de saliva, y nuestras encías y mucosas también lo agradecerán.
  • Tés fríos. Al basar su contenido en agua son adecuados, y contienen flúor, pero ¡OJO!, porque su consumo abundante puede ser perjudicial al favorecer la aparición de manchas en los dientes.
  • Frutas con alto contenido en agua. Las frutas ricas en agua son muy buenas para cuidar nuestra salud e higiene bucodental por los minerales y vitaminas (A, B, C…) de las que se componen. Además, puedes aprovechar las que están de temporada, como la sandía o el melón. ¡No tienes excusa!
  • Hortalizas y verduras. La zanahoria y el apio pueden convertirse en buenos aliados. Destaca la primera especialmente, ya que puede ayudar a reducir la placa bacteriana porque elimina restos de comida con la masticación. Además, son ricas en flúor y vitaminas, y muy beneficiosas para cuidar otros aspectos como la piel o el pelo.
  • Pescados y mariscos. Estos alimentos se caracterizan por su aporte de flúor, omega 3, ácidos grasos y vitaminas, por lo que vienen genial para las encías y combatir la inflamación gingival. Podemos destacar las sardinas o el salmón.
  • Lácteos. La leche, el queso fresco o el yogurt son perfectos, y pueden suponer una fuente muy rica en calcio para fortalecer tu dentadura. Otro de sus beneficios reside en que contribuyen a neutralizar ciertas bacterias que están en nuestra boca, ejerciendo una acción limpiadora.
  • Pipas de calabaza. Sus propiedades antiinflamatorias pueden ayudarnos a evitar problemas gingivales, pero no olvides que son hipercalóricas.

Alimentos no recomendados para unos dientes saludables

Por el contrario, te aconsejamos no abusar de estos otros si quieres mantener una salud bucal óptima.

  • Hielo. Algo que solemos consumir con mucha frecuencia en verano. Si bien no es dañino salvo si padeces sensibilidad dental, si lo masticas sí puede resultar perjudicial para el esmalte. Te recomendamos beber con pajita para evitar inconvenientes.
  • Helados o granizados. Por su contenido de azúcar es mejor consumirlos de forma moderada. Al estar muy fríos pueden ocasionar problemas de sensibilidad dental.
  • Bebidas carbonatadas o refrescos. Es muy frecuente su ingesta en estos meses. Sin embargo, debemos limitar su consumo, ya que abusar de ellas puede producir caries y perjudicar al esmalte dental, debido a los altos niveles de azúcares y ácidos que contienen.
  • Alcohol. Cuando ingerimos alcohol, nuestra boca responde con una mayor sequedad, puesto que sufrimos deshidratación y disminuye la saliva que generamos. Esto provoca la aparición de caries y aumenta el riesgo de padecer infecciones bucales.
  • Cítricos. Por todos es conocido que los alimentos cítricos contienen ácidos que no son muy beneficiosos para nuestros dientes. Caries y erosión o sensibilidad dental son algunas de las consecuencias que puede traernos consumirlos sin control.

 

Después de conocer los mejores y peores alimentos para tener dientes sanos en verano, esperamos que sigas nuestras recomendaciones potenciando el consumo de los alimentos saludables y limitando la ingesta de aquellos que no son tan aconsejables. Pero recuerda que debes complementarlo con una buena higiene bucal. Tu dentadura te lo agradecerá.

Ya sabes que en agosto la clínica está cerrada por vacaciones, pero en septiembre te esperamos para hacer una revisión exhaustiva de tu salud bucal. ¡Nos vemos a la vuelta!