Los dientes en los celiacos

El próximo 27 de mayo se celebra el día Nacional del Celiaco. En Beydent queremos contaros cómo esta enfermedad puede afectar a los dientes de quienes la padecen.

Ser celiaco implica una reacción de nuestro sistema inmune al gluten en la que el intestino delgado impide que se absorban los nutrientes y genera una reacción adversa que puede manifestarse mediante inflamación abdominal, fatiga, vómitos, diarrea, pérdida de peso, mal estar general etc. Pero también existen los pacientes asintomáticos, en los cuales se dificulta mucho el diagnóstico de la enfermedad.

El único tratamiento una vez diagnosticada la celiaquía, es llevar una dieta sin gluten de por vida, ingerir alimentos naturales que en su gran mayoría no lo integran a diferencia de los elaborados de forma industrial que suelen contenerlo. Por fortuna, hoy en día se puede conseguir hacer una vida casi normal gracias a la gran variedad de productos que existen libres de gluten.

¿Cómo nos afecta esta enfermedad a nuestra salud bucodental y cómo detectarla a tiempo?

Los niños intolerantes al gluten suelen presentar una mayor cantidad de placa bacteriana lo que se traduce en un aumento de caries. Otro síntoma es la aparición de manchas en los dientes que les hacen parecer translúcidos y el esmalte descolorido con puntos amarillentos o blanquecinos.
Estas causas provocan que los dientes se vuelvan más débiles y tiendan a fracturarse o astillarse.
En la etapa adulta, podemos presentar afecciones que nos indiquen una intolerancia al gluten, tales como:

  • sensibilidad dental
  • aumento de caries
  • enfermedades gingivales
  • llagas y lengua inflamada

¿Soluciones?

Lo primero es acudir al médico a hacerse pruebas para comprobar si se trata de una alergia o una intolerancia y una vez diagnosticada con un resultado positivo, seguir una dieta libre de gluten.
Si esta patología nos ha causado problemas bucodentales, acudir al dentista para tratarlos y una vez liberado el gluten de nuestro cuerpo, no serán la causa de una repetición.
En muchas ocasiones, en nuestras revisiones en el dentista, éste se percata antes que el propio paciente que se puede estar padeciendo una celiaquía a pesar de no haber presentado síntomas físicos alarmantes, por ello desde Beydent insistimos en la importancia de acudir a chequear periódicamente nuestra salud bucodental.