Cómo superar el miedo al dentista

¿Cómo superar el miedo al dentista?

El miedo no es un buen consejero, ¿verdad? Seguro que alguna vez has experimentado esa sensación de agobio, nervios y bloqueo, que hasta te paraliza. A la hora de acudir a una clínica dental, en muchos casos sucede lo mismo. Por eso, en este post te damos algunos consejos para que sepas cómo superar el miedo al dentista.

Y es que esto del miedo es irracional. La odontofobia la pueden experimentar desde niños hasta adultos.

Consejos para que sepas cómo superar el miedo al dentista

Pero todo miedo se puede superar, y nosotros queremos ayudarte dándote algunos consejos y recomendaciones para que sepas cómo superar el miedo al dentista a los que puedes recurrir cuando se presente esta sensación. ¡Toma nota!

  • La experiencia es propia y personal. Una de las causas más habituales del temor al dentista es una mala experiencia anterior o la vivencia no satisfactoria de algún familiar o persona cercana. Pero lo cierto es que cada visita puede ser diferente, cada experiencia es única, y no debes dejar que te influencien en exceso.
  • La odontología ha evolucionado. Las tecnologías que se emplean en las clínicas dentales han evolucionado, así como el instrumental y las técnicas de realización de los tratamientos. Este desarrollo nos debe dar una mayor tranquilidad para afrontar las visitas. Por ejemplo, las mejoras en la sedación o anestesia, la posibilidad de realizar cirugías guiadas por ordenador, la aparición de aparatos como un escáner intraoral 3D a la hora de sacar moldes o impresiones de la boca del paciente, o la llegada del invisalign para evitar las posibles molestias ocasionadas por los brackets tradicionales, entre otros.
  • Comunícate con tu odontólogo. Comparte tus sensaciones con la persona que te esté tratando. Busca un apoyo en el personal de la clínica. Ellos son profesionales e intentarán buscar la manera de relajarte. Además, es importante que les preguntes cualquier duda que tengas para que ellos te las puedan resolver, ya que muchas veces, el miedo viene acompañado de las dudas que tenemos, y eso nos genera inseguridad. Explícale tus preocupaciones.
  • Aprovecha el poder de los gestos. Como acabamos de decir, establecer una relación de confianza con tu dentista es imprescindible. Por tanto, otra forma de sentirte seguro puede ser acordar con él un gesto que le haga saber que estás sintiendo dolor o molestia. Así, al recurrir a esta señal, podéis comunicaros más fácilmente.
  • Utiliza técnicas de relajación. Es probable que, ante situaciones de estrés, tengas tu propio método para encontrar la calma. Puede ser escuchar una canción, pensar en algo que te haga feliz, concentrarte en la respiración… ¡aplica la que mejor te vaya! También puede ser útil que acudas al dentista a primera hora de la mañana, ya que así el resto del día lo puedes enfocar en otras actividades.
  • Saca el máximo partido a la sala de espera. Cuando te toca esperar a que llegue tu turno, intenta desviar tu atención y no pensar en lo que está por venir. Puedes leer, jugar con el móvil, hablar con alguien de tu confianza, o incluso buscar a alguien que te acompañe, etc.
  • En el caso de los niños, el hecho de tener algún libro o juguete en la sala de espera para entretenerse, o que las clínicas cuenten con ambientación infantil en algunas de las salas puede resultar beneficioso para que pierdan el miedo.
  • Piensa en positivo. Cada vez que te asalte el pánico, piensa en los beneficios que va a traer a tu vida tener una salud dental en condiciones. Intenta enfocarte en cómo te sentirás cuando haya finalizado el tratamiento, en que tendrás una boca sana, y que eso es una forma de autocuidado. ¡Seguro que merece la pena!

 

Ahora que tienes estas recomendaciones para aprender cómo superar el miedo al dentista, no tienes excusa para seguir aplazando esa cita pendiente. Seguro que acudes al odontólogo con mayor confianza y con la seguridad de que tu salud bucal está en las mejores manos. En Beydent contamos con un equipo de profesionales que harán que dejes atrás tus miedos, además de ayudarte a lucir la mejor de las sonrisas. ¡Pide cita e infórmate!