5 falsos mitos sobre la salud bucodental

5 FALSOS MITOS SOBRE LA SALUD BUCODENTAL

Tener acceso a información a cualquier hora y en cualquier momento es algo bueno siempre y cuando lo utilicemos con moderación. Internet puede ser muy útil pero también algo negativo sobre todo cuando de salud se trata. No hay tratamientos milagros y desde Beydent hoy queremos hablamos sobre esos mitos y bulos que circulan en la red y crean falsas creencias sobre el cuidado de nuestra salud bucodental. Preguntamos a nuestros expertos cuánta verdad hay en ello y cuales pueden llegar a ser dañinos.

1-Masticar chicle sustituye a un cepillado:
El uso del chicle después de una comida ayuda a la producción de saliva y ésta hace que se neutralice el Ph pero nunca va a poder sustituir a un cepillado con un dentífrico y a la seda dental.

2- Si nos duele una muela un buen remedio es colocarse una aspirina en la zona dolorida y enjuagarse con coñac:
Es una creencia popular muy arraigada y se ha demostrado que puede ser muy dañino para la salud de nuestra boca ya que la aspirina causa un déficit de la protección de las mucosas y el coñac irrita y quema la zona.

3- No es necesario empastar los dientes de leche.
Las infecciones en los dientes de leche pueden transmitirse a las piezas definitivas por ello es importante cuidar la salud de nuestros peques desde el principio.

4-Lavarse los dientes con bicarbonato de sodio y limón los blanquea y ayuda a eliminar el sarro:
Hay multitud de tratamientos circulando por la red para el blanqueamiento dental casero y la eliminación del sarro y éste es uno de los más extendidos. Nuestros doctores nos explican que el ácido cítrico del limón debilita el esmalte de nuestras piezas dentales y el bicarbonato actúa como un abrasivo, mezclar ambos puede hacer que perdamos las capas de esmalte y debilitemos la pieza, causando daños irreversibles.

5- El cepillo eléctrico es mejor que el manual.Ambos cepillos son igual de aceptados y beneficiosos para nuestra salud siempre y cuando los utilicemos correctamente. El uso de un cepillo de cerdas suaves ayuda a no dañar las encías y el esmalte.
Hay remedios y productos caseros que pueden ayudarnos y son beneficiosos para nuestra salud dental pero siempre debemos tener la supervisión de nuestro dentista de confianza y no hacer de estos productos sustitutos de tratamientos y de revisiones periódicas a nuestra clínica dental. En Beydent queremos ayudarte a lucir tu mejor sonrisa.